Integrarse

Redescubrir el ambiente estudiantil, aunque haya cambiado, aunque se parezca poco al que conocí. 

Dejar por un tiempo, corto, el espacio propio, aislado,  solitario,  y cambiarlo por el compartido, aunque sea distante.

Será siempre distante.

Y allí también te he buscado, te he sentido, a pesar de que solo una o dos veces estuvimos los dos.

No es un lugar atractivo, y ha mejorado.

No es el mejor ambiente, el entorno deseado.

Me he acercado con curiosidad, he ido a medir espacios, tiempos, ritmos. Esto ha ido bien.

Sé cómo,  cuándo y dónde. 

Tenía que tomar decisiones y lo he hecho. 

Y al final, un encuentro me ha devuelto a mi realidad.

Y he preferido no quedarme.

Los nuevos métodos incorporados me lo permiten. 

Presencia ausente. O ausencia presente.

Y cuando me acerqué,  el tiempo era bueno. 

Ni la lluvia y sl viento de la mañana, a primera hora, ni la tormenta, con granizo y frío de esta noche. 

De repente, el otoño, que no el invierno.

El otoño triste y frío. 

Después llegará el peor invierno.

Y nunca fue bueno.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s