Ritmo impuesto

O autoimpuesto.

Cómo ha cambiado la situación es solo una semana.

De un domingo tedioso, frustrante, por no saber  qué hacer, a este en el que me he permitido solo una mañana de escape, un largo paseo por la calle de siempre, y un par de cañas. 

Siempre que puedo, salgo con la cámara. La ciudad tiene sorpresas. Turista en la ciudad propia.

Un par de días sin escribir: me he dedicado a estudiar. Un reto.

No sé si llegaré, pero lo intento. Si no lo hiciera, no habría merecido la pena todo lo anterior.

Varios plannings que he ido modificando y al final haré lo de siempre: lo que me venga mejor en cada momento.

Pero sí necesito un guion, aunque no lo siga. Para no perderme demasiado.

Ahora echo de menos tener tiempo para perder.

Cuando alcance el nivel del curso, haré otras cosas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s